Tipos de muebles de cocina

La cocina es realmente un espacio de trabajo, un lugar donde amasar, hornear, trocear y realizar ricos guisos. La facilidad de limpieza, durabilidad y funcionalidad, vendrá marcada por os materiales empleados en su fabricación. Por este motivo, hoy vamos a conocer algo más sobre los distintos tipos de muebles de cocina, ventajas e inconvenientes de cada material, detalles que tendremos en cuenta a la hora de diseñar nuestra cocina.

Muebles de Cocina Lacados

Los muebles de cocina lacados quizás son los más tradicionales, un tipo de mueble que ha ido evolucionando con el paso del tiempo y que hoy en día nos permite realizar composiciones muy actuales y divertidas.

Se trata de aplicar distintas capas de laca sobre tableros de contrachapado, preferiblemente de MDF. La resistencia de estos muebles vendrán marcada por la cantidad de capas de lacado.

Este tipo de muebles de cocina tiene como ventaja principal su facilidad en el mantenimiento además de su resistencia, pero por lo que más se valora es por la sencillez para limpiar, tan sólo con agua y jabón. Su mantenimiento es sencillo y si se produce algún arañazo, también podrá repararse sin mucho problema.

Los muebles laminados también aguantan perfectamente los puntos de calor por lo que admiten sin problema, la cercanía de hornos u otros electrodomésticos que emitan calor.

Podemos elegir entre una amplia variedad de texturas o colores pudiendo elegir un acabado mate o con mucho brillo. En los colores claros los muebles de cocina lacados dan unos resultados extraordinarios, aunque no ocurre lo mismo con los colores más oscuros.

Si existe una desventaja es que en los colores oscuros, tanto las huellas como los arañazos se notan más y por tanto necesitarán algo de mantenimiento. Como norma general, las cocinas en color blanco o colores claros suelen disimular mucho mejor los pequeños desperfectos o arañazos.

Los muebles de cocina laminados nos proporcionará una buena relación calidad precio. Podemos conseguir nuestra cocina ideal por un precio bastante razonable.

Muebles de Cocina de Madera

Los muebles de cocina de madera son un clásico, ideales para los amantes de las cocinas rústicas, vintage o simplemente para los enamorados de la madera. En este espacio nos encargaremos de los muebles de cocina de madera maciza.

Maderas nobles como cedro, el roble o el algarrobo darán ese toque de distinción a una cocina. La variedad de diseños y acabados permite configurar cocinas espectaculares, funcionales y sobre todo de calidad.

Cuando buscamos crear un espacio en la cocina, familiar, acogedor y hogareño, la madera será la mejor elección. Son muebles duraderos y muy resistentes, capaces de resistir el día a día de toda la familia.

Tener una cocina de madera maciza significa tener una cocina para toda la vida, no sólo por la resistencia de sus materiales o por su belleza, sino que también nos permitirá introducir otros materiales en el diseño, como puede el metal y cambiar automáticamente el aspecto de ésta.

La desventaja de las cocina de madera maciza es el precio, normalmente su precio es un poco elevando ya que se trata de madera maciza y de calidad. Una solución al precio es utilizar maderas como el pino que son más económicas y con unos resultados excelentes en manos de un buen ebanista.

Muebles de Cocina Poli-laminados

Los muebles de cocina poli-laminados, siguen una técnica de fabricación basada en fundir distintas láminas por medio de calor. Es el sistema de fabricación de los tableros de MDF, éstos podemos encontrarlos en distintos acabados como recubiertos por lacados o por melamina.

Las terminaciones en melamina no son aptos en muebles que puedan estar en contacto con un calor intenso, como pueden ser los hornos o con humedad, como son pilas o fregaderos. Dentro de este tipo de muebles podemos encontrar distintos acabados, colores y texturas.

Además del calor y la humedad, que perjudica a este tipo de muebles, también tendremos especial cuidado con las juntas o uniones ya que con el tiempo terminan por despegarse. En este sentido, son muebles ideales para cocinas que no tengan mucho uso.

Sin duda uno de los muebles de cocina poli-laminados más extendidos son los de formica. La diferencia es la forma de fabricación, ésta al contrario de hacerse mediante calor, se consigue por someter las láminas a un prensado en alta presión.

Los tableros de formica destacan por su resistencia y durabilidad, tanto al agua como al calor, aunque éste último con un límite. Podemos encontrar muebles de formica con distintos acabados, modelos, estilos y colores.

Si algo hay que decir en negativo de la formica es la pérdida progresiva de brillo, un problema que podremos solventar si elegimos muebles de cocina de formica en mate. Como ventajas podemos destacar el precio, mucho más económico y la posibilidad de poder elegir entre distintos colores, acabados, texturas y brillos.

Muebles de Cocina Metálicos

Los muebles de cocina metálicos siempre se han relacionado con las grandes cocinas, cocinas de restaurantes, hoteles, etc. Hoy en día, el empleo de materiales como el hierro o el aluminio en las cocinas es casi un signo de vanguardismo.

Los diseños Industriales han tenido mucha culpa en potenciar e impulsar los diseños de cocinas con muchos elementos metálicos. El acero es el material por excelencia, su brillo, durabilidad, belleza y también fácil limpieza hace de este material un perfecto aliado en la cocina.

Pero ¿cuál es el problema?. Si podemos buscar un defecto a una cocina metálica es la sensación de frialdad que tanto brillo provoca. Lo mejor para evitar este efecto es combinar distintos materiales como son la madera, el granito, hormigón, etc. Al introducir otros materiales, provocaremos un efecto mucho más cálido y armónico.

En este sentido también podemos recurrir al acero pintado, esta es una opción a la que cada vez se suman más adeptos. El acero pintado nos permite jugar con distintos colores, crear nuestras propias combinaciones creando espacios personalizados.

Otra desventaja con la que nos podemos encontrar si nos decidimos por muebles de cocina metálicos, es el elevado valor de éstos. Son piezas muchos más caras, por lo que la combinación con otros materiales tanto desde el punto de vista económico como estético o de diseño, será un acierto.

Otros Materiales para la Cocina

No siempre las ofertas de muebles de cocina encajan a la perfección con la idea de nuestra cocina ideal. La posibilidad de crear nuestros propios diseños a menudo nos conduce a la introducción de elementos que habitualmente no tienen porqué estar en la cocina.

Un ejemplo de ésto podría ser la combinación de muebles en acero con muebles de mimbre. Una combinación interesante donde el metal y la naturaleza pueden complementarse.

Otros materiales que pueden utilizarse en la cocina son los azulejos, pero no en la pared, sino en la encimera. Cocinas de inspiración andaluza, sencillas de limpiar y muy duraderas.

El hormigón, creando espectaculares encimeras, resistentes a los golpes, arañazos, agua, calor, etc. y además muy sencillo de mantener y de limpiar.

Galería de Imágenes Tipos de muebles de cocina

Deja una respuesta