Guía de decoración de cocinas

Renovar una cocina seguramente implique cambiar suelos, alicatados, muebles y electrodomésticos, una inversión que hay que planificar muy bien. Con nuestra Guía de decoración de cocina, pretendemos mostraros algunas ideas y ofreceros consejos interesantes para hacer de vuestra cocina un espacio especial y muy personal.

Decoración de cocinas integrales

Una cocina integral es aquella cocina donde todos los electrodomésticos se encuentran integrados perfectamente en la estructura de la cocina, haciendo de ésta un conjunto compacto y funcional. Este tipo de cocinas suelen presentarse de manera modular, por lo que se adaptan perfectamente tanto a un espacio grande como a uno pequeño.

Las cocinas integrales son una apuesta segura y así lo reflejan los grandes diseñadores, de los que nos hacemos eco en esta guía de decoración de cocinas. Espacios compactos y robustos, donde la funcionalidad es la gran apuesta.

Podemos encontrar en el mercado cocinas integrales que se adaptan a los distintos espacios, estilos y diseños, integrales rústicas, industriales, etc.

Una cocina integral se caracteriza por imagen compacta, una sensación que puede agobiar si el espacio no es muy grande. Romper esa sensación de tubo, añadiendo cristal al diseño de algunos armarios altos si además los iluminamos, conseguiremos relajar el ambiente, creando un entorno más cálido y familiar.

La decoración de cocinas integrales permite introducir color ya sea en los muebles si tu cocina es de estilo moderno o bien en el frente de cocina, mediante teselas o paneles.

Si es posible, evita que los muebles lleguen hasta el techo, muebles suspendidos con el espacio superior suficiente para que la luz inunde toda la habitación. Si la cocina es estrecha, los muebles de cocina hasta el techo producirá un efecto “tubo” muy agobiante.

Decoración de cocinas modernas

Las cocinas modernas, son hoy en día una solución perfecta para crear estilos eclécticos o minimalistas. Las cocinas modernas permite dar un aire joven y dinámico al espacio donde la funcionalidad parte del propio diseño. Son cocinas prácticas, divertidas donde la luz y la luminosidad son parte de su esencia.

La decoración que requiere una cocina moderna nos tiene que llevar al concepto de funcionalidad siempre bajo la premisa de la belleza. La líneas geométricas y puras son el sello de identidad de una cocina moderna, alejados de los diseños recargados.

Utilizar materiales como el metal, cristal y la madera, el foco de atención deberá centrarse en los propios muebles. La composición podrá ser potenciada si ofrecemos la luz adecuada, tanto directa como indirecta.

Luces potentes en el techo y luces de ambiente bajo los muebles superiores para crear esa atmósfera que tanto buscamos. Un lugar donde sentirse bien y relajados.

Otro factor a tener en cuenta son los tiradores, utiliza tiradores en barra, metálicos de acero pulido o bien olvídate de ellos y utiliza la nueva tendencia de apertura por presión.

La sencillez y limpieza de sus líneas la hacen ideales para los diseños de las cocinas nórdicas. La luminosidad y la perfecta organización es el sello de identidad de este tipo de cocinas.

Decoración de cocinas con isla

Las cocinas con isla, requieren ante todo de espacio y eso es algo de lo que la mayoría de las cocinas de hoy en día, carecen. Lo primero que tienes que plantearte es el uso que vas a dar a este elemento, si sólo se va a utilizar como almacenamiento o si también albergará algún tipo de electrodoméstico.

Insertar una cocina o un fregadero en la isla implica necesariamente, más espacio. Podemos diseñar islas pequeñas o grandes, que sirvan como espacio de trabajo o tengan una doble función como mesa de desayuno. Dependiendo de la funcionalidad que vayas a darle, deberás potenciar más una zona u otra.

Si queremos crear una isla con barra de desayuno deberás priorizar esta zona frente a la de trabajo, decorándola con bonitos taburetes y efectos que inviten al desayuno. Por otro lado, si queremos instalar electrodomésticos, tener muy claro si su localización es funcional.

Dependiendo de las necesidades de cada cocina, una isla puede ser mas grande o más pequeña, lo habitual es que éstas ocupen un espacio de 1,20 m de longitud y 90 cm de ancho, espacio al que hay que añadir 90 cm mínimo de paso por todo el perímetro. Con estas dimensiones obtendremos una isla funcional y práctica.

Las islas pueden tener el acabado que nosotros deseemos, sólo tenemos que elegir entre una amplia variedad, siendo los más utilizados los acabados de estilo rústicos, industrial, vanguardista, romántico, moderno, etc.

Como podemos ver en algunas de las imágenes, la última tendencia es utilizar colores a contraste con los muebles principales. Combinar una cocina de muebles oscuros con una isla en color claro a contraste o bien seguir la línea de diseño y por lo tanto visual, donde tanto muebles principales como isla dibujan el mismo patrón.

No te olvides del llamado “triángulo de trabajo” donde los tres elementos, fregadero, cocina y nevera sean funcionales y se encuentren lo más cerca posible de la zona de trabajo.

Decoración de cocinas de madera

Las cocinas de madera a menudo se relacionan única y exclusivamente con las cocinas rústicas, un tipo de cocina del que hablaremos a continuación. Esto no es cierto y lo veremos en las distintas imágenes que ilustran este apartado. El secreto para decorar una cocina de madera está en el tipo de madera que utilicemos, ésta será la que marque el estilo y tipo de cocina.

Un aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir una cocina de madera es el tipo de fabricación, no olvidemos que una cocina tiene áreas húmedas como es la zona de fregadero, áreas calientes como la zona del horno y zonas frías como los espacios que rodean la nevera. Estas maderas deberán estar fabricadas de tal manera que ofrezcan resistencia ante estos elementos.

La madera es un material que absorbe la luz, un detalle a tener en cuenta y que puedes solucionar contrastando tonalidades, como es un suelo oscuro con una cocina de madera clara o viceversa. Con este contraste conseguimos fijar la atención en la belleza de la madera y crear un efecto decorativo muy interesante.

El color también es importante, puedes suavizar una cocina de madera a través de la decoración, utiliza baldas de distintos colores, de esta forma imprimirás un aire más moderno a tu cocina de madera.

Dentro del amplio surtido que podemos encontrar en maderas, las más utilizadas para cocinas son:

Arce – Es la madera más empleada en la fabricación de cocina, ideal para una cocina de madera moderna o de estilo rústico. Su precio no es demasiado elevado y queda perfecta combinada con otros tipos de madera.

Abedúl – Otro clásico de las cocinas de madera, es un material fácil de trabajar. La particularidad de esta madera radica en el brillo multicolor de sus vetas.

Roble – El roble es la madera más utilizada para la creación de cocinas de estilo rústico, la variedad de formas en las vetas y la sensación de familiaridad y tranquilidad que transmite el roble, hace de esta madera un elemento indispensable para la creación de cocinas rústicas o tradicionales.

Cerezo – Ideales para combinar con otros elementos como el mármol. Madera noble que se aporta dureza y elegancia a la cocina. El precio es elevado.

Nogal – Las cocinas de nogal son las más caras del mercado. El nogal es una madera noble, aporta elegancia, carácter y dureza. En una cocina de nogal llamará la atención los marcados anillos de su madera o las estrías que aparecen en formas delicadas por toda la superficie. Una madera que se utiliza mucho como chapado en frentes de armario dado su elevado precio.

En definitiva, será el diseño de la cocina y los elementos decorativos que utilicemos, los que marquen el estilo de nuestra cocina de madera. Utilizando materiales como aceros inoxidables, en tiradores, perfiles, para crear un diseño de cocina de madera moderna.

Si utilizamos, broces, cobres o hierros, llevaremos el diseño de nuestra cocina hacia un estilo más rústico. Otros elementos como la grifería o la iluminación aportarán el toque final de tu cocina. Combinar elementos rústicos como grifos de latón o fregadero de cerámica para dar un aire mas provenzal.

Un grifo de cascada y un fregadero de aluminio, imprimirá un carácter más vanguardista, ecléctico y moderno a una cocina de madera.

Decoración de cocinas rústicas

Las cocinas rústicas son las más tradicionales y sus características están muy marcadas. Son cocinas con mucha personalidad, cocinas vivas marcadas por un profundo carácter campestre o rural. Las cocinas rústicas están dominadas por el color marrón, un color que además de transmitir serenidad, aporta calidez y sensación de hogar.

Con el paso del tiempo vemos como los diseños van variando en otros estilos de cocinas, pero una cocina de estilo rústico es capaz de sobrevivir a las diferentes modas y tendencias, siendo uno de los estilos más demandados.

La variación de colores es una licencia que las cocinas rústicas se pueden permitir, es decir, una cocina rústica nos admite diversidad de maderas, distintos colores en función dela madera utilizada siendo los más habituales los colores marrones, crema o tierra.

Utilizar maderas antiguas e imprimir nuestra propia personalidad atreviéndonos con colores como el azul, el verde y el blanco. Técnicas como el decapado o lijado son muy utilizadas para darle ese carácter personal y único.

Otra característica muy típica de las cocinas rústicas es la ornamentación de los frontales, utilizando molduras en forma de casetones o creando marcos en las puertas.

Combinar distintos materiales como es el latón para los grifos, apostar por detalles en cobre, hierro e incluso azulejos. Se pueden realizar combinaciones de muebles de madera con estantes de obra para almacenamiento, electrodomésticos en acero inoxidable y baldas de madera.

Una cocina de estilo rústico necesita una decoración muy especial. Los textiles serán más clásicos, no hace falta recurrir a los típicos cuadros, pero si utiliza hilos, linos, textiles suaves que tamicen la luz.

La iluminación que requiere se centra en diseños vintage en color cobre o bronce. Un tipo de iluminación para dar ambiente son las bombillas de estilo Edison, una iluminación cálida a la que poder sacar mucho partido. Intenta utilizar elementos naturales para destacar piezas, como puede ser colgar bombillas del techo utilizando cuerda, una forma sencilla de fijar el foco de atención sobre un elemento que quieras destacar.

Guía de decoración de cocinas | Galería de Imágenes

Deja una respuesta