Cómo elegir lavabo – Tipos, materiales y modelos

¿Quieres consejos para saber cómo elegir lavabos? Pues estás en el sitio correcto. ¡Deja que te ayudemos mostrándote algunos tipos, materiales y modelos de lavabos!

Tipos de lavabos

A continuación, conocerás algunos de los tipos de lavabos que más se utilizan en la decoración de interiores. ¡Sigue leyendo y descúbrelos!

Lavabos encastrados

Los lavabos encastrados pueden ser una opción ideal si quieres un espacio amplio donde caiga el agua que utilizarás para asearte.

Además, los lavabos encastrados permiten la utilización de grifos estilo “cuernos”, los cuales quedan muy bien estéticamente.

Como ves, estos tipos de lavabos se combinan con muchos materiales, ya que permiten una gran versatilidad a la hora de pensar con qué los combinaremos.

Lavabos sobre encimera

Los lavabos sobre encimeras dan un aire más fino y lujoso… ¡pero también requieren de más atención y limpieza! Una buena organización será indispensable para mantener el sitio en orden.

Las encimeras de madera encajan de lujo con este tipo de lavabos. No le temas a las formas poco convencionales (en este caso, un cuadrado)… ¡son muy originales!

Si quieres estar al tanto de otros tipos de lavabos, te recomendamos que visites este artículo donde te comentamos los mejores estilos para el baño 2018.

Los mejores estilos para el baño 2018

Lavabos integrales

Los lavabos integrales nos permiten tener “todo junto”, ya que se terminan convirtiendo en una única pieza unida. ¡Útil si quieres aprovechar el espacio logrando un mueble en sintonía!

Siempre quedarán de lujo los lavabos integrados de forma horizontal… ¡y mucho más si tienen un diseño tan pulcro como éste!

Aunque, claro, siempre están los que prefieren unos modelos de lavabo más pequeños y ajustados al espacio del lugar. Para ellos, les dejamos este precioso y compacto diseño.

Materiales de los lavabos

Ahora toca el turno de los materiales con los que están fabricados los lavabos. Hay de diversos tipos… ¿te los perderás?

Lavabo de cerámica

Un lavabo de cerámica puede ser una excelente opción a la hora de darle lujo a tu baño. Por eso la elección de una superficie dorada: ¡elegancia pura!

Un lavabo de cerámica bien puede combinarse con una encimera de su mismo material… ¡quedan preciosamente a tono! Los blancos, aquí, hacen furor.

¿Quién dijo que los lavabos de cerámica no pueden combinarse con la madera? Estos dos tipos de materiales quedan se contrastan de una manera tan sutil que le dan al entorno un aire muy familiar y rústico.

Los clásicos lavabos de pedestal de cerámica son una opción excelente -y, quizás, una de las más utilizadas- si prefieres ocupar menos espacio en el lugar.

Lavabo de acero

Aunque menos utilizados, los lavabos de acero brindan un confort muy especial, ya que hacen relucir el plateado en su máximo esplendor.

También hay lavabos de acero de estilo industrial que bien pueden servir para decorar un baño grande. De ahí a la dimensión de sus grifos: ¡son gigantes!

Sin embargo, siempre lo repetimos: la dimensión no hace siempre a la complejidad. Este pequeño lavabo en forma circular nos encanta, ya que es tan elegante como delicado.

Deja una respuesta