Cómo diseñar un baño: Ideas, funcionalidad y decoración

La distribución de cada elemento que conforma el baño será de vital importancia para sacar el mayor rendimiento a éste. En muchas ocasiones piezas colocadas de forma distinta proporcionan un espacio extra, antes mal aprovechado. Queremos dedicar este espacio a dar consejos u pequeñas nociones para sacar el mayor rendimiento a nuestro baño. No te pierdas Cómo diseñar un baño: Ideas, funcionalidad y decoración.

Consejos para diseñar el baño

Cuando se trata de cómo diseñar un baño, tendremos en cuenta distintas circunstancias como es la forma del baño, si tiene luz natural o no y con qué intensidad, el tamaño, estilo, etc.

Podemos decir que un baño es funcional cuando no existen espacios muertos, huecos entre elementos difíciles de aprovechar, provocando un efecto un tanto agobiante del espacio. En este artículo aprenderemos la forma de sacar el mayor rendimiento al espacio, duplicar su capacidad e incluso agrandarlo visualmente.

Todos soñamos con espacios grandes y si disponemos de ellos, seremos afortunados ya que no tendremos problemas para conseguir una distribución atractiva y funcional. Los baños son piezas fundamentales cuando se habla de la decoración de interiores y en este 2018, las opciones y los accesorios para conseguir mayor capacidad de almacenamiento, serán imprescindibles.

Un baño pequeño necesita un estudio más minucioso para que cada elemento tenga su propio espacio y éste no resulte agobiante. Comenzaremos perfilando cuál es la mejor disposición atendiendo a la forma de éste.

Según la forma del Baño

Atendiendo a estos factores podemos diseñar nuestro baño ideal. Lo primero  que nos fijaremos será en la forma, distinguiendo entre un baño cuadrado o bien un baño alargado. Independientemente del estilo que hayamos elegido, lo primero que tenemos que hacer es una distribución lógica y funcional.

Diseños para sacar partido a cada forma y tamaño, teniendo en cuenta factores como la colocación de la puerta, la situación de la ventana, etc.

Diseño Tipo 1 – Baño con forma Cuadrada

Si nuestro baño es pequeño, como la mayoría de los baños, el espacio pasa a ser un factor fundamental. A menudo los planos de nuestro baño muestran piezas tanto en una pared como en otra.

Si nos fijamos bien en el plano de la imagen superior, esta distribución no es funcional ya que deja espacios muertos y poco aprovechables entre los elementos. Como primer consejo os diremos que intentéis alinear los elementos, de esta forma conseguimos un espacio más diáfano, muy importante para un baño pequeño.

Para conseguir mayor amplitud en el baño, sitúa la bañera o ducha al fondo del baño, de esta manera ganarás mucho más espacio funcional que podrás aprovechar para colocar muebles de almacenaje. Con esta idea de diseño conseguimos una bañera grande o una ducha muy amplia, ocupando el menor espacio y dejando, visualmente, un amplio campo de visión.

La colocación de la puerta del baño es también un factor que puede marcar la diferencia a la hora de la distribución de un baño pequeño. La solución pasa por la colocación de una puerta corredera que no ocupe espacio, pero esta posibilidad no siempre es posible.

Supuestos de un baño cuadrado, donde la situación de la puerta puede marcar la diferencia. Suponiendo que la puerta está en la pared más larga o bien si está en la pared más estrecha. Si la puerta se encuentra centrada en la pared o si se encuentra en un lateral.

En la primera opción, del Baño tipo 1 con la puerta centrada y en la pared más larga. Esta forma nos permite jugar con distintos diseños aunque el baño no sea de grandes dimensiones.

La mejor opción es distribuir el baño en tres ambientes distintos, uno marcado por el lavabo que ocupará la zona central y de distribución. La zona de la izquierda quedará reservada a los sanitarios, bidé e inodoro, mientras que la zona de la derecha estará ocupada por una ducha y/o bañera.

El lavabo o tocador dispondrá de un espejo que ampliará visualmente el espacio al ser lo primero que se vea al abrir la puerta. La independencia de los elementos como el bidé o inodoro puede venir marcada por un medio muro que sin quitar luminosidad, añade privacidad.

La mampara será otro elemento importante en la distribución del baño, por medio de una mampara de cristal transparente conseguiremos dar mayor profundidad al espacio además de añadir luminosidad a la zona de ducha o bañera.

En la segunda opción, del Baño tipo 1 con la puerta en un lateral y en la pared más larga. Esta forma nos permite jugar con distintos diseños aunque el baño no sea de grandes dimensiones.

En este caso es más importante dejar espacio suficiente a la zona de inodoro y bidé, dejando el lavabo como un espacio independiente. Aunque sea lo primero que veamos al abrir la puerta, el diseño de este espacio puede ganar visualmente con la colocación de paneles de cristal.

La continuidad es otro factor a tener en cuenta, sobre todo si tu baño es pequeño. Intenta dar geometría al suelo y a las paredes.

Si tu baño no es muy grande, una buena idea es colocar una mampara de cristal templado transparente. Se trata de proporcionar profundidad al baño, teniendo una visión en conjunto de todo el espacio.

Normalmente, las piezas que más llaman la atención cuando entramos en un baño son el espacio de la ducha y el de el lavabo o tocador. Si éstas son las piezas más destacadas, sería una buena idea mantener ocultos los otros elementos del baño, los sanitarios.

Una distribución en cuadrado permite colocar una bañera o ducha a un lado de la entrada con un pequeño murete que separe del inodoro además de mantenerlo oculto. Justo enfrente del inodoro se puede colocar el bidé que quedará pertinentemente oculto tras el mueble del lavabo que se situará justo enfrente de la ducha, en la entrada a la derecha.

Diseño Tipo 2 – Baño con forma Alargada

Los baños tipo tubo o alargados, suelen tener complicaciones añadidas, suelen ser baños pequeños y en muchos casos con poca luz. Como en los casos anteriores, la diferencia la marcará la colocación de la puerta ya que el resto de inconvenientes los podremos solucionar con ideas creativas.

Cuando disponemos de un baño alargado y con la puerta situada en el centro, contamos con una ventaja a la hora de su distribución. En este sentido y como vemos en el plano superior, podemos dividir el espacio en dos zonas bien diferenciadas. La zona de los sanitarios y la de ducha y lavabos.

En este caso, podemos utilizar distintos recursos para aislar la zona de sanitarios que situaremos al fondo del baño. Existen piezas en el mercado para lucir, por sus diseños elegantes o por su llamativo colorido, piezas que encajarán como esculturas dentro de un diseño moderno.

Pero esto no suele suceder en una economía media por lo que una idea interesante es dividir estos espacios por medio de pantallas o puertas correderas en cristal o bien recurrir a muretes o medios muros.

En el mercado existen otras alternativas para esconder los sanitarios, estos van desde tapas de madera que pueden elevarse y que convierten a éstos en unos pequeños bancos o aparadores.

Ya sea espacioso o pequeño, la distribución podrá proporcionar un baño de revistas o llevar al traste nuestro proyecto. Se trata de dotar a este espacio tan íntimo y personal del confort necesario. En un baño alargado y con la puerta en un lateral, se hace más evidente la buena distribución.

En casos como es la distribución del baño que figura en el plano superior, aprovechar el espacio hasta el más mínimo detalle. En este caso se ha optado por colocar los elementos en la misma pared, creando de esta forma un espacio central muy cómodo.

En los baños estrechos debemos jugar con las piezas de almacenaje, introduce baldas, cestas o la creación de hornacinas dentro de la ducha para evitar complementos innecesarios.

La luz es muy importante a la hora de la distribución. Las duchas, por seguridad suelen recurrir a las luces indirectas. Una idea genial es colocar la ducha siempre debajo de un foco de luz natural.

Si en nuestro caso, el baño no dispone de ventana al exterior, tenemos un montón de diseños en el mercado de falsas ventanas que provistas de luz, podrás empotrar en cualquier parte del baño, ya sea en el falso techo creando un efecto claraboya o bien en la pared.

Una ducha o bañera al fondo posibilitará un mejor acceso y salida de ésta, proporcionándonos mayor espacio para dedicarlo al secado del cuerpo. Aprovecha al máximo cada espacio, siempre sin sobrecargarlo. Utiliza complementos como grandes espejos con o sin iluminación.

Galería de Imágenes con Ideas para diseñar un baño

Deja una respuesta