Man Cave, Cuevas de hombres: Mil ideas para hacerte la tuya

Las Man Cave (o cuevas de hombres) son un lugar de la casa destinado para el uso y disfrute de él. Suelen tener elementos comunes, como un pequeño bar o bodega, un lugar de descanso donde poder ver la televisión y una zona recreativa con billar, futbolín, dardos, etc. ¿Necesitas ideas para hacerte tu Man Cave? Estás de suerte, allá vamos.

Cosas a considerar antes de hacerte tu Man Cave

Las Man Caves por definición son lugares muy al gusto de los hombres, esto puede traer algún inconveniente en la convivencia con tu familia. Es bueno que antes de empezar con tu cueva para hombres lo hables con ellos.

Una vez consensuado el tema con tu familia podemos empezar con la primera pregunta que tenemos que hacernos: ¿Dónde vamos a instalar nuestra cueva? Dependiendo del tamaño de nuestra casa tenemos varias opciones. Las más habituales son las siguientes: El garaje, el sótano, el ático o buhardilla o una habitación de nuestro hogar. Nuestra recomendación es que a la hora de elegir el lugar tengamos en cuenta el ruido que vamos a hacer, el espacio de la habitación y la facilidad de acceder al sitio.

Bien, ya tenemos pensado dónde vamos a crear nuestro hueco personal, ahora toca coger un poco de inspiración con unas ideas básicas para hacernos nuestra cueva de hombres.

Entradas de cuevas de hombres: empieza la magia

Empezamos con la entrada a nuestra cueva, podemos hacer una entrada estándar con una puerta normal o podemos darle un toque personal y atrevido. Te avisamos de que a partir de ahora, vas a querer tener todo lo que te vamos a enseñar. ¿Quién no ha soñado con tener una puerta secreta para su cuarto exclusivo?

¿Quién iba a pensar que detrás de ese discreto cuadro-póster-cartel de película iba a estar la entrada a nuestra man cave? Tenemos más opciones como poner una estantería para disimular la entrada propia de una película de Indiana Jones o integrar la entrada del sótano con la tarima del salón.

Por supuesto, todo esto es solo una inspiración y el límite lo pondremos nosotros con nuestra imaginación. Si eres manitas lo mismo hasta puedes idear un mecanismo en el que haya que tirar de una antorcha decorativa para entrar en nuestro templo.

El bar o la bodega de nuestra Man Cave

Llegamos a una de las partes importantes de nuestro pequeño zulo, la bodega o bar. Es muy probable que el uso que le queramos dar a nuestra cueva sea la de zona de reunión con amigos para pasar una tarde-noche. Para ello, debemos tenerlo todo preparado para que nuestros invitados no pasen sed. El tamaño del bar de nuestra Man Cave dependerá del espacio global con el que contemos. Necesitaremos una barra de bar, un grifo con un desagüe, algún botellero y una nevera.

Lo volvemos a decir, el límite es nuestra imaginación, podemos hacernos un fregadero con una barrica de cerveza integrado en una mesa rústica. Adornar esto con un grifo de cerveza hará que nuestro fregadero sea el fregadero más envidiado de nuestros amigos. Si esto no os convence, podemos optar por un pequeño mini-bar o mini-pub más tradicional, adornado eso si, con unos leds o neones.

La zona de Relax y descanso de nuestra cueva para hombres

Llegamos a otro de los pilares de la Man Cave, el lugar donde estaremos tumbados, descansando viendo la televisión. Los requisitos no son muchos, un sitio más o menos amplio, con hueco para varias personas y una televisión de gran tamaño. Un sistema de sonido envolvente y de calidad es aconsejable para mayor satisfacción y un sofá o sillones cómodos.

Podemos darle una vuelta de tuerca más a nuestra cueva cambiando la tele por un proyector y sustituyendo el sofá por una pequeña sala de cine.

Zona de entretenimiento y juego en la Man Cave

Y llegamos al plato fuerte, la zona de entretenimiento. Una cueva de hombres no es una cueva de hombres si no tiene una zona o lugar destinado al juego. Y esos juegos o entretenimientos son aquellos que os gusten a ti y a la gente con la que vayas a disfrutar de tu pequeño nidito de amor. Veamos una zona de entretenimiento estándar.

Aquí tenemos un poco de todo, una mesa de billar, un futbolín, una barra de bar de fondo y un sofá con la tele. Todo esto vigilado por la atenta mirada de la mamá de Bambi en la pared de la izquierda. Es nuestro templo y podemos decorar nuestro templo como queramos.

El Futbolín en nuestra cueva para hombres

El futbolín, ese entretenimiento tan simple y que tanto nos hace disfrutar cuando jugamos con nuestros amigos. Este elemento será el que determine en gran medida dónde pondremos nuestra Man Cave ya que suele ser el origen de la mayoría de los ruidos y chillidos que saldrán de nuestro cuarto hacia el resto de la casa.

Si no tenemos mucho espacio, podemos utilizar una mesita de café-futbolín como el que vamos a ver a continuación.

La mesa de billar, la joya de la corona de la cueva

La mesa de billar no esta al alcance de todo el mundo, debemos disponer de una gran cantidad de espacio en nuestra cueva para poder tener una mesa de billar en condiciones que nos permita jugar de forma holgada. Si el espacio es justo pero suficiente, podemos optar por mesas de billar convertibles en mesas de comedor o incluso en mesas de ping-pong.

Si por el contrario tenemos la suerte de tener espacio para la mesa, no debemos escatimar en gastos para encontrar la mesa de billar que encaje perfectamente con la decoración de nuestra Man Cave.

La mesa de Póker para las timbas en la Bat-Cueva

Y quien dice Póker, dice Cinquillo, Escoba o Munchkin. La mesa de Póker no puede faltar, ya que es un elemento fácil de conseguir. Debemos asegurarnos de disponer de un tapete y una luz indirecta tenue. Si a esto lo acompañamos con algún mueble estilo licorera cerca, lo bordamos.

Dardos, baloncesto, Air Hockey y bolera en nuestra Man Cave

Como hemos dicho durante todo el artículo, el límite está en nuestra imaginación y en los metros cuadrados de la cueva. Si nos lo montamos bien podemos añadir un rinconcito para una diana de dardos con su estuche y su tabla de puntuaciones.

Y si tenemos hueco para los dardos tenemos hueco para una canasta de basket donde poder echar unos tiros libres de vez en cuando (con un sistema de recogida de pelotas si es posible).

Y si tienes muchos hobbies, lo que no puede faltar en tu cueva, de ninguna manera posible, es tu propia pista de bolos con sistema automatizado de recolocación de bolos y recuperación de bola de bolos.

Cuida hasta el más mínimo detalle de tu Man Cave

Hasta aquí hemos repasado los elementos básicos, tenemos una cueva como la de cualquier otro hombre que ha decidido dar el paso de tener un rinconcito personal, ahora toca el turno de hacer la cueva única. Ese toque lo vamos a dar con los detalles, detalles que reflejen nuestros gustos sin miedo a quedar friki.

Algo tan sencillo como una pequeña palanquita de madera pintada con imprimación metálica le dará a nuestra man cave ese toque industrial-steampunk que tan de moda está estos días. Por otro lado, si nuestra afición es el Airsoft, podemos hacer una fusión de mesa con réplica de ametralladora que nos dará de resultado algo parecido a esto:

Al principio hablábamos de entradas secretas y puertas secretas, sigamos por ese camino y veamos una idea bastante curiosa en forma de escondite secreto de alcohol dentro de un extintor.

Original, muy original. Llegados a este punto, todos nuestros amigos nos envidiarán por nuestra Cueva para Hombres y probablemente el sector femenino de nuestra familia nos odie. Detalles como el siguiente pomo contribuyen a esto.

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre cuevas para hombres y os dejamos muchas más ideas de decoración e inspiración de Man Caves en la siguiente galería.

Deja una respuesta